Misión

Apoyar a las familias ante la pérdida de un ser querido, ofreciendo servicios profesionales, tanto en previsión como en necesidad inmediata, con profundo contenido humano y espiritual, generando un vínculo afectivo con la sociedad.

Sí después de la muerte renaciésemos como arboles, nuestro legado seria bosques llenos de vida, en vez de cementerios fríos de mármol y cemento.